Buscar
  • Alejandra Castillo Flores

IV - Agradecida

Una palabra dulce que se arremolina en mi boca suavemente, para soltarse en sonrisa cuando veo el sol entre las nubes.

Es la paciencia que me regalas en el transcurso de estas 11 hs, en el silencio del celular, sin películas ni palabras.

Es el zumbido monótono que se transforma en oración cuando te digo que te quiero y que quiero sentarme a conversar contigo.

Va a ser un sentarnos diferente, sin la vela que encendemos, sin el mate de muchas veces, sin el incienso sobre el carbón que invade nuestra casa.

Vos no me dejas y yo no te dejo.

Igual hoy te confieso, tal vez en algún momento yo afloje el paso y ahí cuento contigo para que me abraces fuerte y me aprietes contra tu pecho.

Es el sentimiento que lleva mi torrente al borde de los ojos cada vez que tengo la certeza de que contigo todo es bueno.

Es cuando aun cayendo la noche, siento que me tomas de la mano, besas la mejilla y en tu sonrisa dibujas el nuevo día.