Buscar
  • Alejandra Castillo Flores

Hoy

Aquí estoy reconociéndome, reformulándome, intentando decir sí y más que nada aprendiendo a decir no.


El asunto que el no, es a mí misma.


Intento guardarme y tirar la llave lejos, pero siempre termino encontrando una copia,

y así voy saltando de curso en curso, sin tiempo para volver a recostarme mirando el techo.

Sin horarios.


¿En qué momento perdí mi soledad fértil?


En algún momento dejé de sentirme a gusto en mi casa y en mi propio cuerpo.

En ese frenesí apreté el acelerador y volé con alas resquebrajadas que no podían llegar lejos.


Un vuelo así solo puede mantenerse en línea recta y sin sorpresas.


En un momento de locura decidí hacer otros vuelos y me olvidé de que había elegido mal mis alas.

Por intentar controlarlas terminé en el suelo, algo tonta, con ellas esparcidas sobre la tierra.


Y aquí estoy, una vez más, sacándome la piel, diseñando alas nuevas, más livianas y flexibles para realizar todos los vuelos que quiera.

Eligiendo los colores, perfumes y rutas. Las lágrimas que he de llorar, las carcajadas que dibujaré en mi boca y en el centro de mi pecho.


Trabajando en desterrar mis miedos, ensayando la voz de la fe para no volver a caer.


Sintiendo en mí pequeñez, que solo Tú puedes mantenerme entera.

ACF


1 vista