La noche se volió muda

La noche se volvió muda

Los ecos mentales se perdieron.

Habló el silencio.

 

Deja que tu mano sea guiada

que tu alma escriba

que llore todas las lágrimas.

Ni malas

ni buenas

arrastran,

purifican caminos

para que llegue el alba.

 

Siente la piel suave

tus letras que sanan.

Que salte

tome las riendas

desarme los miedos

destape entrañas.