Hay viajes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay viajes que deben realizarse en soledad.

 

Son viajes que llevan a cavernas húmedas y profundas, a través de caminos escarpados, de montañas frías o desiertos. Cruzan mares y océanos, ciudades gigantescas o pequeños poblados.

 

Es en ellos donde encontramos a quién mirar, es allí donde descubrimos ese ser que muchas veces es poco querido.

 

Donde escuchamos el eco de nuestra propia voz y no podemos escapar.

 

Son esos viajes inmensos y asustadores los que nos desnudan por entero, los que van cambiándonos la piel y haciendo de nosotros hombres nuevos.

 

Lo más importante es tomar la decisión de hacerlo.

 

Yo lo comencé hace tiempo y sigo en el sin arrepentimientos.

 

Te invito a tomar tu vuelo.