En la noche

despierta la Luz de tu alma

sonríe

entre manos aladas

sopla en silencio la calma.

Deja

el brillo

de un Dios que ama.