Buscar
  • Alejandra Castillo Flores

Silba

la pequeña garganta

que nadie escucha

desde la vereda.

En las copas distantes

las hojas se confunden de estación,

y hoy

se resquebrajan en marrones.

Mis tacos repiquetean

el laberinto eterno

de la vida,

y un tren

recorre sordo de punta a punta

el hierro silencioso.

Y ahí estoy yo

masticando soledades.



18 vistas0 comentarios
  • Alejandra Castillo Flores


19 vistas2 comentarios
  • Alejandra Castillo Flores

Hace un año aproximadamente, Dios puso ante mí un camino de retorno. Retorno ¿a qué? ¿a quién? A una vida más plena, que no deja afuera esos momentos no tan buenos; hacia él y hacia mí. En ese paso a paso, surgieron personas que, como chispas de Luz, fueron instrumento para despertar (aun así, les cuento que duermo y a veces mucho). En un recorrido cargado de prisa, haciendo más que siendo, pasamos por alto lo más obvio. En mi caso fue una pregunta: Y vos… ¿Qué querés? He ido descubriendo que el querer que viene desde lo más profundo tiene que ver con el querer de Dios, que si le doy tiempo y lo dejo actuar el me va mostrando por dónde. Y si permito que se fundan (por que Dios nos da esa libertad) la vida se vuelve una experiencia de amor transformadora. Y vos… ¿Vas en un tren sin frenos? Te invito a buscar el silencio, a respirar hondo y a dejar que te susurren… Y vos…¿qué querés?