Un nuevo día de trabajo

“Estamos en un mundo donde no importa el otro

y sí la ventaja que se obtiene.”

 

Un nuevo día de trabajo,

el reloj marca las nueve y treinta.

 

Van ingresando de a uno…

Algunos con las mismas caras amargas

de todos los días,

otros ocupados en habladurías;

muy pocos atentos a lo que el otro precisa.

 

Está el que escucha el teléfono

y lo deja sonar como sinfonía.

 

El que deja para mañana,

lo que se pueda hacer en el día.

 

Los que no hacen nada,

su presencia pasa desapercibida.

 

Los que creen tener todo solucionado,

miran juzgando el dolor del otro y la desdicha.

 

Hay un poco de todo…

Sorprende tanta malicia.

 

Sería más hermoso,

si no existiera la intriga.