En mis brazos te sostenía

En mis brazos te sostenía,

pequeña,

suave,

adormecida…

 

En mi pecho acurrucada,

con amor y mucha dicha.

 

Hoy te veo tan fuerte,

tan grandiosa y decidida;

eres mi orgullo,

mi alegría.

 

Pasará el tiempo,

vivirás tus sueños…

 

Te tomaré en mis brazos,

no dejarás de ser “mi niña”.